Flamenco Valencia

Eva Moreno | Coreografía | Teatro Danza

Coreógrafa, Directora de escena, Dramaturga y Profesora de danza que utiliza de forma vanguardista el lenguaje de la Danza Española y el Flamenco para contar historias de cada día.

FORMACIÓN

Eva MorenoLicenciada en Coreografía con Matrícula de Honor por el HFSK, Conservatorio Superior de Arte Dramático “Ernst Busch”, Berlín.

Se forma en Madrid, en el mítico centro Amor de Dios.

Sus Maestros:

Flamenco: Ciro, Manolete, Güito, Merche Esmeralda, Jose Antonio Ruiz, María Magdalena, Belén Maya, Antonio Canales, Manolo Marín, La Tati, La China, Rafaela Carrasco, Joaquín Ruiz, Alejandro Granados.

Danza Estilizada: Paco Romero, Elvira Andrés

Danza Clásica: Rosa Naranjo

Folklore:  Pedro Azorín y Juanjo Linares

TRAYECTORIA PROFESIONAL COMO INTÉRPRETE

Se inicia como bailaora en los Tablaos Flamencos de Madrid en los años ochenta. A continuación, con 21 años,  entra a formar parte del Ballet Antonio Gades,   bailando durante una década en las obras Carmen, Fuego y Fuente Ovejuna. Esta etapa es fundamental en su formación Teatral y Coreográfica ya que además de participar como intérprete, no deja de observar con detalle el trabajo de dirección de Antonio Gades. En este tiempo colabora también con numerosas compañías y en diversos proyectos con coreógrafos destacados del Flamenco y la Danza Española en los 90 como la ex directora del BNE, Elvira Andrés o Susana Beltrami.

Durante esta etapa realiza continuas giras internacionales actuando en los Teatros y Festivales de Danza como Teatro Chatelet de París, Colón de Buenos Aires, Sadler’s Wells de Londres, Opera del Cairo, Festival de Lyon, Festival de Aviñón, Maestranza de Sevilla y un largo etc.

FORMACIÓN COMO COREÓGRAFA EN BERLÍN

Su deseo de explorar otras formas de expresarse a través de la Danza Española y el Flamenco como corógrafa, la lleva a Alemania becada por Fundación Autor y el Ministerio de Cultura, donde se nutre de las tendencias más vanguardistas de la escena contemporánea de Teatro, Danza y Opera. Asistiendo primero como oyente a la Folkwang Hochschule Essen, dirigida por Pina Bausch y meses más  tarde ingresa en la Escuela Superior de Arte Dramático HFSK “Ernst Busch”, donde encuentra la libertad para investigar, probar, equivocarse, acertar…, contando con ayudas e infraestructuras impensables en España, como el apoyo del gran Teatro Volksbühne-Berlín (vestuario, estudios, bailarines…)

TRAYECTORIA COMO COREÓGRAFA

Paralelamente, la presentación de sus coreografías se sucede con excelentes críticas en teatros como la prestigiosa  Academia de la Artes, Berlín, presentando una pieza junto al director de escena Thomas Ostermeier, actual director de la cuna del Teatro y Danza contemporánea, Schaubühne-Berlín.

A su vuelta a España se instala en Valencia. Y gana el 2º Premio del VIII Certámen de Coreografía de Danza Española y Flamenco de Madrid con La Cita. Esto  le da impulso para formar la compañía EXTREMUSDANZA & EVA MORENO.

Su primera obra de gran formato para esta formación es la Pared con Pared,  obra que  gira por distintos teatros  y Festivales de Danza Nacionales hasta finales  de 2005. En este año recibe el 1º Premio de Dirección del Certamen Nacional de Teatro para Directoras de Escena, Madrid por su creación Pared con Pared.

Ese mismo año crea A salto de mata, estrenada en el Tablao las Tablas de Madrid, formato vanguardista en el que sus bailarines surgían entre el público, camareros, limpiadoras… y en un momento dado transformaban aquel espacio en un lugar donde la  magia de la danza emergía de cualquier rincón.

COREOGRAFÍAS PARA OPERAS Y CINE

Durante su estancia en Alemania, realiza la coreografía de la Ópera Arlecchino, coproducción de la Bayerische Theaterakademie August Everding y el Prinzregententheater de Munich.

Ya en España, Ramón Salazar,  (Piedras, Tres metros sobre el cielo…)  le encarga la creación de tres coreografías para su película musical 20 centímetros, premio de crítica Festival de Málaga, en la que participa también creando sus coreografías Chevi Muraday (Premio Nacional Danza 2006)

DIRECCIÓN DE ESCENA

En 2006 realiza la Dirección de Escena del Espectáculo Notas al Pie de la Compañía Javier Barón,  (Premio Nacional de Danza 2008), con la gran bailaora Isabel Bayón (Premio Nacional de Danza 2013).

PERFORMANCES  ARTE

Desde 2007 colabora con la artista plástica Teresa Ruiz de Lobera, creando la Performance Acrílico en blanco, para  su inauguración de Estado del Alma (Palau de la Música, Sala de Bambús, Valencia) y colaborando en la creación de la Performance de danza y  videoinstalación Pintar lo Invisible programada en  Valencia Shopening Night 2013, en Galería 4.

PREMIOS

Eva Moreno ha recibido el  1º Premio de Dirección del Certamen Nacional de Teatro para Directoras de Escena, Madrid (2005), y  el 2º premio de Coreografía en el VIII Certamen de Coreografía de Danza Española y Flamenco de Madrid (2004).

DOCENCIA

Talleres y Cursos Intensivos

Como docente ha sido invitada a impartir Clases Magistrales, Cursos Intensivos y Talleres Coreográficos en  Conservatorios y Centros de Danza  Nacionales e Internacionales.

También imparte Talleres Cursos Intensivos en el Centro de Danza Eva Bertomeu, EBCD, en Valencia.

Formación continuada

Imparte clases regulares de Flamenco y Taller Coreográfico en E.B.C.D, Eva Bertomeu Centro de Danza, EBCD, en Valencia.

TRABAJO SOCIAL

Desde 2012 dirige el proyecto ¡A QUELAR!, junto a la Asociación AMAL, para los niños y jóvenes de la comunidad gitana de Ribarroja del Turia. Porque apuesta por una humanización del Arte, para que éste sea de todo aquel que tenga talento, sin depender de los recursos de que disponga. Y porque está convencida de que el Arte puede cambiar realidades, y aún más la de niños y jóvenes, sigue luchando para que este proyecto,  pueda mantenerse y seguir creciendo.

JURADOS

Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana.

Certamen Nacional de Danza, Ciudad de Castellón.

Concurso Internacional de Danza, Ciudad de Ribarroja del Turia.

TRABAJO ASOCIATIVO

Desde 2003 hasta 2006 trabaja activamente como vocal de la junta directiva de la Asociación de Profesionales de la Danza de la Comunidad Valenciana, APDCV, y en 2005 es Presidenta de dicha asociación.

Miembro fundador de la Asociación Valenciana de Empresas de Danza, AVED.

En 2005 realiza la Dirección Artística de la Gala del Día Internacional de la Danza de Valencia en el Teatro Rialto organizada por ambas asociaciones.

En 2014 impulsa la formación de La Calle Baila, asociación socio cultural que busca favorecer el acercamiento de la sociedad y en particular de las personas jóvenes, mujeres y colectivos en riesgo de exclusión social a diferentes actividades culturales, lúdicas y formativas relacionadas con la danza y en especial con el baile flamenco.

NUEVOS PROYECTOS CREATIVOS

Actualmente, tras una pausa dedicada a la maternidad, prepara su nueva creación: Princesas.

MAESTROS Y MAESTRAS INFLUYENTES

1977, dos años después de la muerte de Franco, en 5º de EGB, Colegio Estilo de Madrid, que dirigía con tesón la pedagoga y escritora Josefina de Aldecoa. Carmina Carbajosa, una profesora de lengua y literatura, que cada semana nos hablaba de literatura y nos daba la lámina de una obra de un pintor y pidiéndonos que comentáramos lo que nos sugería, que escribiéramos una historia, un relato, una poesía…

Ana Mampaso, que nos impartía clase de cine, dentro del plan de estudios del colegio, nada de extraescolares. Nos inventábamos las historias y las grabábamos con una cámara de super 8 que funcionaba con manivela. ¡Entre toda la clase formábamos un equipo completo: artístico, de producción y post producción!  En aquellos años, estudiábamos sin libros, con profesoras que o bien habían pasado media vida en la cárcel, o habían sido ayudantes de Severo Ochoa… Ahora que tengo hijos pienso en lo valioso de esa educación única que tuve el privilegio de disfrutar.

Recuerdo mi primera clase de Flamenco: mí siempre Maestro Ciro, una sensación nueva, como si algo ancestral me acaparara. Fue quien me enseñó desde la nada, en aquellas clases llenas de magia, con nuestros brazos siempre dirigidos por él, buscando el peso. El peso, gran misterio del Baile Flamenco. Eso entre otras muchas cosas me enseñó.  Y metodología para enseñar, pero esto de esto último no fui consciente hasta años más tarde.

Ciro, María Magdalena, Güito, Manolete, Paco Fernández, Belén Maya (quien nos trajo un aire fresco de Sevilla que yo no me cansaba de respirar), Rafaela Carrasco, La Tati, Belén Fernández, Alejandro Granados, Joaquín Ruiz, Antonio Canales, Merche Esmeralda, José Antonio Ruiz, Elvira Andrés, Paco Romero, Manolo Marín, Julia Martín, Rosa Naranjo, Azorín, Juanjo Linares, a todos y todas: GRACIAS, tuve una suerte enorme al poder estudiar con vosotros/as.

CREADORES INFLUYENTES

Antonio Gades

Con Antonio Gades me formé en Danza desde los 21 años, cuando ingresé en su Compañía. Yo creía que sabía algo, sí sabía moverme, pero no sabía qué significaba la Danza, sólo la sentía. Con él aprendí a analizarla, a entenderla como un arte escénico, con su movimiento espacial, con el hechizo de las luces, con los TIEMPOS. Esos tiempos del escenario, que no podría explicar, o son o no son. Me enseñó que sobre el escenario igual de importante es bailar que no hacerlo, me enseñó a graduar las intensidades.

Antonio no tenía un espíritu pedagógico, pero aprendí de su hacer, de sus conversaciones, de sus ensayos. Sentarme en el oscuro patio de butacas mientras él retocaba detalles de la iluminación junto a Dominique You, o daba indicaciones a la protagonista, era uno de mis mayores placeres.  Cuando comencé a montar fui consciente de todo lo aprendido desde el placer de verle y escucharle.

Podían darse, en ocasiones, contradicciones entre su vida personal y  artística, pero nunca entre sus ideas artísticas y lo que creaba, ahí todo hilaba, todo era consecuente, todo era su verdad, y luchaba por no traicionarla ni en un gesto, una nota o un paso.  Descubrí que la honestidad, la integridad estaban en la base de toda genialidad. Su ejemplo fue mi gran escuela.

También su rigurosidad y su puntualidad ¡casi patológica! Creo que no he llegado jamás tarde a ningún trabajo, gracias a él.  Después de unos años, cuando monté mi primera pieza coreográfica  me dejó su estudio y también en el siguiente montaje, durante dos meses. Gracias a eso pude encontrarme como en casa, con la seguridad de lo conocido y querido. Podía ensayar con la escenografía y atrezzo en aquel espacio encantado, que era un Escenario, y que lamentablemente se ha convertido en un garaje o algo parecido…, en lugar de un museo… (España y sus aberraciones).

Mi gran pena es que su enfermedad, ya muy avanzada, le impidió asistir al estreno de Pared con Pared, una obra que existe gracias a su ejemplo y generosidad.

Susana Beltrami 

Con Susana Beltrami, coreógrafa italiana que reunió a cinco o seis bailarines/as contemporáneos italianos y a cinco españoles entre los que se encontraban Antonio Canales y Lola Greco, aprendí que había otra forma de trabajar. Antonio y Lola ya habían tenido experiencias con coreógrafos extranjeros como Magui Marin, pero yo… no había hecho jamás una improvisación, nadie me había dicho que propusiera algo mío. Aquel montaje sin que yo fuera consciente en ese momento (mi principal objetivo era bailar bien por Soleá, lo cual ya era un mundo) me mostró una puerta que no abrí hasta años después. Lola no pudo estrenarlo por una hepatitis repentina, pero fue un ejemplo de talento constante durante los ensayos. Y la energía que desprendían Antonio y ella bailando era algo expansivo, pura química, ¡una bomba en el estómago y el corazón! Acabamos la gira sin cobrar… y sin terminar las actuaciones previstas… no recuerdo el nombre del desalmado productor… En aquella gira, en Pescara, estaba previsto que bailáramos en un festival al aire libre en un maravilloso anfiteatro romano. “La Beltrami”, como era conocida en la profesión, ese día no estaba. Se puso a llover a cántaros y al equipo de producción no se le ocurrió nada mejor que trasladar la actuación al escenario de un cine porno que algún día, ya muy lejano, debió ser un teatro. Imposible describir el lamentable estado del lugar.  Con el público dentro dijimos que no podíamos actuar allí… Tuvimos que salir corriendo al bus con el vestuario bajo el brazo y protegidos por los Carabinieri…

Elvira Andrés

Otra maestra y coreógrafa que ha influido en mi carrera ha sido Elvira Andrés, compañera y amiga de la Compañía de Antonio, que fue su ayudante de dirección durante una etapa, y fue mi maestra de Danza Española Estilizada. De ella aprendí mucho, no sólo en sus estupendas clases, sino de las interminables charlas sobre Danza que teníamos después de ir a ver todo lo que podíamos ver en teatros de Madrid.  Después colaboré con ella como bailarina cuando montó “Mujeres” y otras piezas. De esos  ensayos aprendí su gran capacidad de organización y su forma de estructurar el trabajo. Fue además la primera vez que una coreógrafa compartía conmigo sus dudas, sus ideas, sus pensamientos sobre el trabajo diario… y me sentía muy cerca artísticamente, nos entendíamos rápidamente.  Siendo Directora del Ballet Nacional de España me llamó para ser su ayudante de Dirección. Aquello fue muy halagador, pero yo estaba en Berlín, preparando mi primera creación con bailarines increíbles, pertenecientes a la mítica compañía del Teatro Volksbühne-Berlín…, estudiando Coreografía. Finalmente se decidió por otra persona y se lo agradecí porque aunque estoy segura de que hubiera sido una experiencia muy interesante y enriquecedora, no era la que yo estaba buscando en ese momento de mi vida, ansiaba crear.

PUNTOS DE INFLEXIÓN

Arrieritos, un ensayo, una decisión

Un día entré en un ensayo de Arrieritos, Florencio Campos estaba ensayando un solo con música de Luz Casal. Respiré libertad. Yo llevaba tiempo escribiendo historias que no sabía si llegaría a montar algún día, en ese ensayo decidí que yo también quería ser libre.

Hablé con Antonio y dejé de colaborar con su Compañía. Ya eran diez años caminando junto a él, años en los que había aprendido mucho, pero sentía que necesitaba emprender mis propios proyectos.

Fue muy bonito poder contar después con Florencio Campos como bailarín para interpretar dos personajes, que bordó, de Pared con Pared.

Manzanita nos conmociona

Apareció una noticia en prensa: Manzanita había sido denunciado por malos tratos.  Aquello nos conmocionó a tres amigas: Remedios Crespo guionista y directora de cine con la que en ese momento compartía casa, Iciar Bollaín, actriz, guionista y directora, amiga de siempre, y a mí, que me había pasado media adolescencia oyendo a Manzanita. Hasta ese momento no se había hablado de esta lacra social en la prensa o muy poco. Remedios escribió un relato delicado, asombroso,  yo escribí la estructura de Te he de querer mientras viva…, que sería mi primer montaje años más tarde en Berlín, e Iciar comenzó a escribir su interesantísimo documental Amores que matan, sobre los maltratadores, que la llevaría más tarde a su gran obra Te doy mis ojos.

Iciar un par de años antes había sido el apoyo decisivo para empezar a escribir y me ayudó mucho leyendo en un principio lo que yo iba haciendo y dándome pistas de cómo se seguía adelante…, estructurar, revisar, desechar… Me recomendó leer sobre dramaturgia. También me animó a usar un ordenador, algo desconocido para mí en esos años…

También Remedios me animaba y ayudaba revisándome  textos de otro solo que comenzaba a esbozar y que también monté en Berlín. Hace un par de años recibió el Premio a mejor guión novel del Festival de cine de Málaga, por Miel de Naranjas, fue una gran alegría para todos los que la conocemos, porque es alguien con un talento extraordinario, alguien fuera de lo común.

Sin embargo, yo no veía el modo de poner en pie coreográficamente mi idea en España, y por ello acabé siguiendo el consejo de un amigo que me animó a salir de España, Víctor Molero. Director de arte y decorador, quien deseaba hacer una pausa profesional e irse fuera, pero al que Julio Medem, Iciar y Almodóvar entre otros, no le dejaban tiempo para esos lujos. Fue así como me animó a irme a mí  y como me vi un día en Alemania, sabiendo poco  inglés y casi nada de alemán.

Una flamenca en Berlín

Salir de mi entorno me hizo valiente.  Era fácil, además, olvidar temores y dudas, gracias al completo disfrute de lo que se hacía por allí, obras de Bob Willson, Christoph Marthaler, Sascha Walz, Johann Kresnik, Thomas Ostermier… ¡se podían ver cada semana! Recuerdo ir al teatro varias veces por semana, con mi carnet de estudiante era posible. La cabeza me dio un vuelco, aquello fue una revolución para mí.

Y en la HSFK Ernst Busch, nos hablaban como si fuéramos corógrafos desde el primer día… y eso ayuda.

También nos pedían que entráramos en contacto con los coreógrafos/as que más nos gustaran para hacer prácticas, con diseñadores/as de luces, con teatros para pedir colaboraciones… ¿Sin conocer a los/as responsables artísticos o de producción? Era difícil creer en que un mundo así fuera posible. Eso no podía ser… al menos en España. Pero finalmente, llamabas por teléfono, comentabas lo que querías y con quien estabas interesada en hablar, y, después de mandar un escrito explicando tus razones, al cabo de un día, y ¡sin insistir! te llamaban proponiéndote una reunión para definir la colaboración.

La distancia con el entorno, la soledad, los nuevos estímulos el hecho del anonimato te despoja de prejuicios y dan  coraje para comenzar un nuevo proyecto.

Seguiré…